chevron-left chevron-right bars ingenu play3 pause2 volume-mute2 facebook2 instagram twitter youtube vimeo2 flickr3 previous2 volume-medium

FUÍ PRÓSPERO o recordando La Tempestad

LA SECA ESPAI BROSSA

Del 06/04/18 al 06/05/18

Compra tus entradas

Una creación original inspirada en “La Tempestad” de William Shakespeare

Un hombre viejo que en otros tiempos fué próspero. Una casa que en otra época fué esplendorosa. Una hija. Runas de memoria que desenterrar. ¿Vestigios de un pasado cierto? ¿Fabulaciones para evitar el olvido?

La última gran obra de Shakespeare, La Tempestad, sirve como punto de partida a Projecte Ingenu para una exploración de la naturaleza de la senectud humana. Después de Hamlet y Romeo y Julieta, la compañía cierra una trilogia shakesperiana adentrándose plenamente en un teatro físico, poético, a veces abstracto, a veces terrenal.

¿De qué materia estamos hechos? Estamos hechos de la materia de los recuerdos.

Arrow
Arrow
Slider

SOBRE LA OBRA
La gente de teatro muy a menudo nos planteamos si aquello que ponemos en escena es de verdad, verdadero, verosimil…
Tenemos miedo de utilizar la palabra mentira, pensamos que nos aleja de alguna esencia que conviene preservar… Sin embargo, todo el mundo asume que el teatro es una mentira, nada más que una construcción posible de la realidad y que a través de esta se puede acceder a una sensación de credibilidad, de verosimilitud.
En una silla más o menos cómoda, dejamos que nuestro cerebro trabaje y perciba como real aquello que solo son actorres moviéndose delante de unos decorados. Y nuestro cerebro hace el trabajo, muy bien hecho, y nos organiza aquellos indicios parciales para interpretarlos como una realidad completa.
Pero… ¿Qué pasa fuera del teatro? ¿Qué pasa con aquello que consideramos “la realidad”? ¿Funciona el cerebro de la misma manera? ¿Es la “pura realidad” tan pura y real como pensamos, o solamente un conjunto de indicios parciales que nuestro cerebro insiste en pensar que son coherentes.
Y, ¿qué pasa cuando el cerebro ya no es capaz de saber cuando está dentro o fuera del teatro…? ¿Qué pasa cuando ya no es capaz de controlar qué percibe, como lo percibe y qué sentido tiene aquello que reconstruye? ¿Dónde reside entonces la realidad? ¿Dónde reside la verdad?
Fuí Próspero es un juego que propone al espectador participar de los delirios de una mente antigua, quizás senil, quizás demasiado lúcida… De un “Animal de recuerdos” en palabras del poeta Estellés. Un viejo, aislado del mundo, encerrado en una casa, dentro de unas paredes que son su propia memoria… Y el olvido, la tempestad, que va viniendo, que vuelve y retruena para purificarlo todo…
Estamos hechos de la misma materia que los sueños, pero, ¿qué forma tienen los sueños?
Marc Chornet. Director